La Vall de Núria para un compromiso

Imma se dedica a planificar y organizar bodas y son pocos los sábados de verano que puede compartir con Pere. Así que, cuando supo que el 14 de julio estaba libre, la pareja no dudó ni un momento en reservarse la fecha para realizar alguna actividad juntos.

Pere se ofreció a organizar una escapada y no quería confirmarle el destino para sorprenderla. Ella estaba encantada de no saber qué le esperaba y de sólo preocuparse de hacer la maleta. No tenía ni idea que Pere buscaba el más especial de los sitios para pasar el fin de semana, porque a parte de ir de excursión y descansar… ¡Tenía otros planes!

La Vall de Núria, con su verde intenso y profundo, y sus lagos, riachuelos y caminos que se ensartan hacia el cielo se convirtió en el escenario perfecto para lo que llevaba semanas preparando. El valle lucía majestuoso.

El primer día subieron a la montaña del Puigmal, con su cima ancha y redondeada. Mientras caminaban el uno junto al otro, Pere le contaba que las parejas que conseguían llegar hasta lo más alto de la cima disfrutaban del Amor Eterno… Al volver, les apeteció realizar un paseo romántico dentro de una de las barcas del lago que hay frente el Santuario. Y allí, en medio del espejo de la Vall de Núria, Pere le ofreció un precioso anillo de brillantes que la dejó sin palabras. Ella dijo “Sí”, un sí al amor para siempre.

 

Història real vivida por Imma y Pere en la Vall de Núria (Girona) en julio de 2018.