Anillos de compromiso, el proceso artístico de Vitruvik

Jordi Rosich, gran amante del arte, de la perfección de las formas geométricas y del minimalismo, encontró en el Hombre de Vitruvio la fuente de inspiración con la que empezó a trabajar en el anillo Vitruvik; el anillo de compromiso más especial y personal de Rosich.

Simbólicamente, el círculo que encontramos en su boceto representa “el cielo” y el cuadrado que contiene en su interior es sinónimo de “la tierra”. La parte espiritual y la parte material se juntan de manera equilibrada y dan como resultado un todo de gran fuerza, personalidad y magnetismo.

Anillos de compromiso, el proceso artístico de Vitruvik

En el anillo de compromiso Vitruvik, el círculo del dibujo de Da Vinci se representa mediante una figura geométrica de 7 lados, un heptágono. El heptágono es el icono y la esencia de Roosik&Co, porqué siete son los metales en la antigüedad y siete, los colores del arco iris. El número siete es, además, sinónino de magia, totalidad y perfección.

El resultado es un anillo simétrico, proporcionado y bello, que respeta la esencia de aquel dibujo del Hombre de Vitruvio, de quien hereda el nombre.

Anillos de compromiso, el proceso artístico de Vitruvik
Anillos de compromiso, el proceso artístico de Vitruvik

Aquí podrás ver el anillo Vitruvik que hemos diseñado y realizado a mano en nuestro taller, debajo de la tienda Roosik&Co de Girona. Verlo aquí.