< Volver

Txell Costa

Los sueños tienen fecha de caducidad, como los yogures. Hace doce años tenía una vida “aparentemente” ideal: trabajo fijo de periodista en una radio pública en Barcelona, con cierta fama y visibilidad, con reconocimiento económico… Me di cuenta que no era feliz.

Vivía en modo “cabeza activo”, pero no “corazón activo”.

No prestaba atención a la importancia de los sentimientos…  ¡También en el trabajo!

Decidí dejar aquella estabilidad y emprender un camino en solitario como Txell Costa®Group, la consultoría de Marketing y Negocios. Sí, sin nada, en plena crisis, mujer y en un momento en el cual apenas se oía la palabra “emprendedor” a pie de calle. ¡Pero me daba igual! En aquel momento creí que podía hacerlo, pese a los miedos.

Los miedos siempre están ahí, esperando, porque forman parte de todas las fases de la vida.

Si hecho un vistazo atrás, veo el camino recorrido: tres mil clientes a en todo el mundo, con presencia internacional, colaboraciones con la Universidad de Yale en Connecticut, cuarenta colaboradores externos y un equipo fijo que considero mi núcleo duro.

Txell lleva pendientes Cuff Nature en oro rosa, zafiros verdes y diamantes, a conjunto del colgante Blossom Bunch Nature.

Creo de todo corazón que las cosas funcionan cuando se hacen con sentimiento y se tiene, además, en cuenta a los otros. El dinero o la visibilidad no tendrían que ser nunca el objetivo principal de los proyectos. Así es como siempre he hecho las cosas.

Emprendo tal como soy. Somos como emprendemos.

Lo más importante es cuidar de mi y de las personas. La gente de mi equipo no tiene la obligación de presencialidad en el despacho, ni tampoco obligaciones horarias. Trabajan por objetivos y hacemos reuniones de seguimiento cada semana. Intento darles esta calidad de vida que a mí me habría gustado tener en su momento. Cuando incorporo gente a mi equipo, nunca les pido el currículum. Siempre ficho a personas conocidas o alumnos. Lo que priorizo de todos ellos es que sean buenas personas, responsables, solucionadores… A menudo, el currículum se queda corto porque refleja aspectos objetivos. ¿Y el resto? Nunca he estudiado marketing y me dedico a ello porque me gusta y lo he aprendido de manera autodidáctica.

Mi manera de liderar el proyecto de Txell Costa®Group es muy horizontal, como si la empresa fuera de todos. Todo el mundo puede opinar… ¡De todo! Al inicio lo hacía diferente, hasta que saqué partido a mi feminidad como líder y potencié el concepto emocional en la vertiente del liderazgo. Ahora, si alguien que trabaja conmigo no se encuentra bien o tiene algún problema, lo acompaño a tomar algo,  hablamos y volvemos al trabajo.

Primero somos personas, después, profesionales.

Como mujer, tengo desarrollada la sensibilidad, la empatía, la voluntad de querer cuidar del otro… Y traslado estas cualidades cuando trato a las personas que trabajan en mi equipo.

Txell lleva anillo Blossom Bunch Nature Spiral de oro rosa, zafiros verdes y diamantes.

Me dicen que tengo una gran voluntad para hacer las cosas y mucha energía. Intento cuidarme mucho porque creo que es vital para un buen rendimiento, así que como sano, bailo, hago yoga, medito… El hecho de tener una enfermedad crónica, la endometriosi, en un estado avanzado, me da muchas fuerzas para superarme día a día y también he aprendido a pedir ayuda y a aceptar mis límites. Dicen que soy valiente y que hago milagros…

Simplemente vivo en modo “corazón activo”. ¡Ahora sí!

contact us
¿Tienes dudas?