< Volver

Colgante Eternal Green

 950

> Descripción

COLGANTE ETERNAL GREEN DE ORO BLANCO, DIAMANTES Y ESMERALDA

Perteneciente a la serie Eternal de Roosik&Co., este colgante reúne las características de esta colección, y se enmarca en un estilo clásico e intemporal que hace que estas joyas sean un valor seguro. En el colgante Eternal Blue, Jordi Rosich ha planteado la pureza de líneas de una circunferencia de oro blanco sobre la que se dispone un rosario de diamantes de 0,11 quilates y una esmeralda central de un intenso color verde. Un regalo ideal para aquel aniversario tan especial, o para celebrar cualquier motivo que lo merezca.

 

ref: PE17.E8.M_AUB

Sobre los metales y gemas

Creatividad y Savoir Faire

Las joyas de autor Roosik&Co. son piezas inspiradas en vivencias personales que expresan la sensibilidad y delicadeza con que la que han sido creadas. Jordi Rosich, gemólogo, clavador y grabador titulado, especialista en diamantes, firma las piezas de Roosik&Co., que diseña y trabaja a mano en su taller de Girona. Las creaciones de Roosik&Co. combinan los metales nobles y las piedras preciosas en una colección evocadora y nostálgica. Son joyas de una belleza elegante y sugerente a la vez, joyas para despertar la emoción de quien las hacer lucir.

Esmeralda

El verde exuberante de la esmeralda ha calmado las almas y las imaginaciones emocionadas desde la antigüedad. Su nombre proviene de la antigua palabra griega que significa verde, "smaragdus". Plinio el Viejo de Roma describió la esmeralda en su Historia natural, publicada en el primer siglo dC: "... nada más verde" fue su veredicto. Describió el uso de la esmeralda en los primeros lapidarios, quienes "no tienen un método mejor para restaurar sus ojos que mirando la esmeralda, su suave y verde color reconfortante y eliminando su cansancio y su cansancio". Incluso hoy en día, el color verde de la esmerlada es conocido por aliviar el estrés y la fatiga visual. Una de las gemas preferidas por Cleopatra, juntamente con el Peridoto.

Oro Blanco

El oro blanco adquiere su color como resultado de una aleación entre el oro amarillo y algún metal blanco, como la plata, combinados en porcentajes diversos; Roosik&Co. utiliza preferentemente el paladio para conseguir un acabado más blanco. Se trata de un metal muy utilizado en joyería ya que mantiene las mismas cualidades del oro amarillo en cuanto a la facilidad para el trabajo de las piezas. Armoniza de una forma muy elegante con todo tipo de piedras, pero especialmente con los diamantes, razón por la cual en Roosik&Co. se utiliza mucho para anillos de compromiso y solitarios, pero también para colgantes y pendientes, tanto de la colección Eternal como Blossom.