< Volver

Colgante Dégradés

 1.170

> Descripción

COLGANTE BLOSSOM DÉGRADÉS DE ORO AMARILLO CON PERIDOT, CUARZO ROSA, TOPACIO Y DIAMANTES

Gemas de colores en sinfonía, esta es la filosofía de la serie Dégradés de la colección Blossom. Jordi Rosich -diseñador de Roosik&Co.-, busca la asociación armónica de las tonalidades naturales de las tres gemas que forman la composición decorativa de este colgante para conseguir un ramillete vibrante en colores degradados, fríos, calientes o primaverales: los azules de tres tipos de topacio en el primer caso; la combinación de granate, cuarzo rosa y citrino en el segundo, la fantasía de peridot, cuarzo rosa, topacio y diamantes en el último caso, siempre acompañados de un trío de diamantes. El uso de tallas diferentes en las gemas protagonistas aporta dinamismo a este colgante tan particular.

 

 

ref: PE17.B4.TP.P.Q.D_AUG

Sobre los metales y gemas

Creatividad y Savoir Faire

Las joyas de autor Roosik&Co. son piezas inspiradas en vivencias personales que expresan la sensibilidad y delicadeza con que la que han sido creadas. Jordi Rosich, gemólogo, clavador y grabador titulado, especialista en diamantes, firma las piezas de Roosik&Co., que diseña y trabaja a mano en su taller de Girona. Las creaciones de Roosik&Co. combinan los metales nobles y las piedras preciosas en una colección evocadora y nostálgica. Son joyas de una belleza elegante y sugerente a la vez, joyas para despertar la emoción de quien las hacer lucir.

Cuarzo Rosa

La presencia de titanio, hierro o manganeso es lo que da las tonalidades que van del rosa más pálido al rosa oscuro e incuso al rojizo que puede presentar el cuarzo rosa -un mineral muy común en la corteza terrestre-. La dureza del cuarzo lo hace durable; su brillo y diafanidad han motivado que sea una piedra apreciada en joyería desde muy antiguo. Las tonalidades rosadas aportan connotaciones de ternura y dulzor a cualquier joya. En Roosik&Co. el cuarzo rosa luce en algunas de las piezas de la colección Blossom.

Diamants

El diamante es uno de los minerales más preciados del mundo. Su nombre deriva del griego ἀδάμας (adámas), que significa justamente "inalterable", una de las cualidades que le dan valor, ya que es el material natural más duro que se conoce. Es, con toda probabilidad, la piedra preciosa más dotada de significación simbólica: una joya con diamantes se convierte en una pieza icónica y única para quien la recibe. Jordi Rosich escoge personalmente los diamantes para los solitarios y anillos de compromiso de la colección Eternal de Roosik&Co., y sólo utiliza diamantes que no proceden de zonas en conflicto y certificados por el GIA (Gemological Institute of America) cuando son superiores a 0,25 quilates.

Oro Amarillo

El oro es, con toda probabilidad, el metal más utilizado en la historia de la joyería, aunque también se emplea en la electrónica y la industria ya que es un metal resistente a la corrosión. Ha sido el metal con que tradicionalmente se acuñaba moneda y representa simbólicamente el valor y la grandeza. Presente ya en las culturas de la antigüedad, es un metal blando fácil de trabajar, porque, de hecho, es el más dúctil y maleable que se conoce. En todas las colecciones de Roosik&Co. hay piezas realizadas en oro amarillo, ya que la belleza y el prestigio de este metal son incuestionables.

Peridoto

El peridoto es una de las gemas llamadas "idiocromáticas", esto es, que se encuentran siempre en un mismo y único color en la naturaleza, a diferencia de la mayoría de gemas, que adoptan colores diferentes en función de las sustancias secundarias presentes en el mineral. Es de un color verde limón. Los antiguos egipcios la conocían como "la joya del sol", y la extraían de la isla de Zabargad, en el Mar Rojo: de hecho, se dice que era la piedra preciosa preferida por Cleopatra. El vivo y fresco color del peridoto hace que sea una gema idónea para las joyas de la colección Blossom de Roosik&Co.

Topacio azul

El topacio se encuentra en diferentes coloraciones -verde, amarillo, rojo, rosado, dorado...- y también en azul, que sin duda es el color más popular de esta piedra. Sin embargo, esta tonalidad resulta difícil de encontrar: algunos de los depósitos más importes se encuentran en Inglaterra (Cornwall), Escocia e Irlanda del Norte. Se trata de una gema muy dura, pero aun así hay que protegerla de los golpes porque puede dividirse con un solo golpe, igual que el diamante. Los tonos de azul profundo del topacio azul transmiten profundidad a las joyas en que se utiliza, tal vez por esto es una de las piedras preferidas. En Roosik&Co. se trabaja con topacio azul en pendientes, anillos o colgantes.