< Volver

Colgante Blossom en Oro Blanco y Aguamarina

 315

> Descripción

COLGANTE BLOSSOM DE ORO BLANCO Y GRANATE CAMBIANTE

Una aguamarina encarna la evocación del mundo de la naturaleza en este colgante de oro blanco de la colección Blossom de Roosik&Co. La inmensa diversidad de colores y matices de las flores ha inspirado a Jordi Rosich -joyero, clavador y gemólogo- en el diseño de esta colección que es alegre, vivificante y muy fácil de llevar. Como este colgante, que combina la aguamarina con una delicada cadena de oro blanco, que complementará cualquier conjunto en que tengan presencia los blancos, los colores plateados e incluso los estampados con verdes y azules de mar.

ref: PE16.B1.AI_AUB

Sobre los metales y gemas

Creatividad y Savoir Faire

Las joyas de autor Roosik&Co. son piezas inspiradas en vivencias personales que expresan la sensibilidad y delicadeza con que la que han sido creadas. Jordi Rosich, gemólogo, clavador y grabador titulado, especialista en diamantes, firma las piezas de Roosik&Co., que diseña y trabaja a mano en su taller de Girona. Las creaciones de Roosik&Co. combinan los metales nobles y las piedras preciosas en una colección evocadora y nostálgica. Son joyas de una belleza elegante y sugerente a la vez, joyas para despertar la emoción de quien las hacer lucir.

Aguamarina

El color del agua del mar da nombre a esta piedra preciosa, una variedad del berilo que toma coloraciones verdosas o azuladas que aumentan el valor de la piedra a mayor saturación. Resulta fácil entender, debido al nombre y al color de esta piedra, que antiguamente se consideraba un talismán por parte de los marinos, que solían llevarla contra el mareo y las tormentas. La dureza del aguamarina permite una amplia variedad de tallas; sin embargo, las más habituales son la talla esmeralda o brillante con formas alargadas o rectangulares, tal como pueden encontrarse en algunos pendientes y anillos de Roosik&Co.

Oro Blanco

El oro blanco adquiere su color como resultado de una aleación entre el oro amarillo y algún metal blanco, como la plata, combinados en porcentajes diversos; Roosik&Co. utiliza preferentemente el paladio para conseguir un acabado más blanco. Se trata de un metal muy utilizado en joyería ya que mantiene las mismas cualidades del oro amarillo en cuanto a la facilidad para el trabajo de las piezas. Armoniza de una forma muy elegante con todo tipo de piedras, pero especialmente con los diamantes, razón por la cual en Roosik&Co. se utiliza mucho para anillos de compromiso y solitarios, pero también para colgantes y pendientes, tanto de la colección Eternal como Blossom.