< Volver

Colgante Blossom Leaf Zafiro amarillo

 360

> Descripción

COLGANTE BLOSSOM DE ORO AMARILLO Y ZAFIRO AMARILLO

Un zafiro de 0,50 ct (aprox.) de un intenso color dorado encara la evocación del mundo de la naturaleza en este colgante de oro amarillo de la colección Blossom de Roosik&Co. La inmensa diversidad de colores y matices de las flores ha inspirado a Jordi Rosich -joyero, clavador y gemólogo- en el diseño de esta colección que es alegre, vivificante y muy fácil de llevar. Como este colgante, que combina el zafiro amarillo con una delicada cadena de oro amarillo, que complementará cualquier conjunto en que tengan presencia los blancos, los colores tierra e incluso los estampados con tonos rojizos.

 

ref: PE16.B1.SY_AUG

Sobre los metales y gemas

Creatividad y Savoir Faire

Las joyas de autor Roosik&Co. son piezas inspiradas en vivencias personales que expresan la sensibilidad y delicadeza con que la que han sido creadas. Jordi Rosich, gemólogo, clavador y grabador titulado, especialista en diamantes, firma las piezas de Roosik&Co., que diseña y trabaja a mano en su taller de Girona. Las creaciones de Roosik&Co. combinan los metales nobles y las piedras preciosas en una colección evocadora y nostálgica. Son joyas de una belleza elegante y sugerente a la vez, joyas para despertar la emoción de quien las hacer lucir.

Oro Amarillo

El oro es, con toda probabilidad, el metal más utilizado en la historia de la joyería, aunque también se emplea en la electrónica y la industria ya que es un metal resistente a la corrosión. Ha sido el metal con que tradicionalmente se acuñaba moneda y representa simbólicamente el valor y la grandeza. Presente ya en las culturas de la antigüedad, es un metal blando fácil de trabajar, porque, de hecho, es el más dúctil y maleable que se conoce. En todas las colecciones de Roosik&Co. hay piezas realizadas en oro amarillo, ya que la belleza y el prestigio de este metal son incuestionables.

Zafiro

El azul intenso es el color más habitualmente asociado al zafiro, aunque esta piedra preciosa también puede presentar tonos rojizos y amarillentos. Es el mineral más duro tras el diamante, y junto al diamente, el rubí y la esmeralda es una de las cuatro piedras preciosas más importantes del mundo. La intensidad del color azul aterciopelado que tiene cada piedra es lo que define el valor de un zafiro. Algunos se han hecho legendarios, como la Estrella de la India, un zafiro descubierto en Sri Lanka hace 300 años, robado y posteriormente recuperado del Museo Americano de Historia Natural. Debido al carisma de esta piedra, Jordi Rosich la utiliza para joyas del alto contenido simbólico, como las de la colección Eternal.