< Volver

Esmeralda

Propiedades

La pureza, belleza e intensidad de las esmeraldas no dejan indiferente a nadie. El nombre de esta gema proviene del griego “smaragdos”, que significa justamente “verde”. La esmeralda es un tipo de silicato que pertenece al grupo de los berilos. Aquí se incluyen todas las piedras preciosas que suelen tener una tonalidad azul-verdosa. Su tono varía y se determina por su composición química, entre las que encontramos el cromo, el hierro o el vanadio, en cantidades variables. Su color no es homogéneo, así que es crucial el trabajo del tallador, que debe buscar aquellas zonas que puedan hacer la gema más bella. La esmeralda tiene un índice de dureza alto, un 8 sobre 10 de la escala de Mohs, la escala que determina la dureza de los materiales.

Las esmeraldas solían provenir de Egipto pero, con el descubrimiento de América, las esmeraldas egipcias fueron substituídas por esmeraldas de mayor calidad, como las que se encuentran a las minas de Muzo, Coscuez o Chivor, en Colombia. Esta gema de verde intenso ha sido siempre muy utilizada en joyería. Más allá de colgantes o anillos, encontramos esmeraldas de manera muy habitual en las coronas de la realeza. Se suele decir que las esmeraldas favorecen a las parejas de casados que desean una vida tranquila juntos y ayuda a mejorar la unión familiar, también en lo que respecta a los hijos. Estas gemas verdes se asocian a una mayor afluencia de dinero, y a la curación de los problemas cardíacos, asmáticos y de insomnio.

Podéis ver las piezas de joyería que Jordi Rosich ha diseñado con esmeraldas para Roosik&Co aquí

contact us
¿Tienes dudas?