< Volver

Anillos de platino o de oro blanco, ¿cuál es la mejor opción?

Índice de contenido:

Quizás no has oído hablar aun de los anillos de platino. Te imaginas que son parecidos a los de oro blanco, pero no sabes cuál es la diferencia, cómo están hechos o si unos son mejores que otros.

Además, muchas personas suelen asociar platino a plata pero es un error, el platino y la plata son dos metales muy distintos. 

Anillos de platino y de oro blanco minimalistas con diamante de 0,40ct

Vamos a intentar resolverte las principales dudas y cuestiones sobre los anillos de platino ya que vale la pena tenerlos en cuenta, sobretodo en los anillos de compromiso y las alianzas de boda.

¿Qué es un anillo de platino? 

El platino es uno de los metales más nobles, junto al oro, la plata o el paladio. Pero de entre todos, es el que goza de más prestigio, es el más exclusivo y el más laborioso de trabajar.

De hecho, el platino es más raro de encontrar en la naturaleza que otros metales (en proporción, se encuentra 15 veces menos que el oro y 100 veces menos que la plata). 

Anillos de compromiso de oro blanco versus platino

Aleación de los anillos de platino y oro

Los anillos de platino son de más pureza que los de oro y esto se debe a su aleación. 

Las aleaciones se realizan porque el oro y el platino necesitan de otros metales para aportarles dureza, maleabilidad y color, y así poder ser trabajados en joyería.

Por ejemplo, en el caso del oro blanco nosotros mezclamos el oro puro (76%) con paladio (10%), plata (9%) y cobre (5%). 

Por su parte, en los anillos de platino se requiere de un 95-96% de metal puro y solo un 4-5% de cobre para añadirle dureza.

Aleación propia de los anillos de platino

Los anillos de platino son los más puros en su aleación, solo necesitan cobre para hacerlos más resistentes.

Anillos de platino: pros

Los anillos de platino pesan más

El platino es un metal más denso que el oro, la plata o el paladio. 

Para que tengas una idea, el mismo anillo de compromiso puede pesar 4 gramos en oro blanco y, en cambio, 6 gramos en platino. Éste es uno de los motivos por el que las joyas de platino tienen un precio más elevado. 

A su favor, su mayor densidad y peso le da más presencia, valor y resistencia a la pieza, ideal para aquellas joyas que deben perdurar en el tiempo y que son más especiales, como los anillos de compromiso o las alianzas de boda

Los anillos de platino no necesitan baño de rodio


Los anillos de platino poseen un color blanco intenso, con lo que no necesitan del baño de rodio que se realiza en todos los anillos de oro blanco para potenciar su brillo.   

El platino es hipoalergénico

Hay personas que son alérgicas a algunas aleaciones de oro e incluso al oro mismo. Debes saber que el platino es 100% seguro y no produce alergias.

Anillos de platino: contras 

Los anillos de platino tienen un precio más elevado

Los anillos de platino son más valiosos por dos motivos:

Tiempo y acabados

El platino es un metal muy blando y que se raya con facilidad, por lo que es más laborioso de trabajar y se requiere de un mayor número de pasos a los que serían necesarios en el caso del oro. 

Así, el tiempo dedicado a crear un anillo de platino puede llegar a triplicar al del oro.

Pero, una vez pulido y finalizado, los anillos de platino tienden a conservar el brillo obtenido en el tiempo.

Punto de fusión

El punto de fusión del platino es de 1768º (el del oro es de 1064º) con lo que hacen falta hornos muy potentes – para poderlo fundir y trabajar las joyas–, y mayor oficio y experiencia.

Fundimos platino y oro en la joyería de Girona

Jordi Rosich funde platino y oro de aleación propia en el taller de Roosik & Co en Girona. 

¿Qué es un anillo de oro blanco? 

¿Sabías que este tipo de oro se creó para imitar al platino? Esto se debe a que en sus orígenes el platino no era accesible para todo el mundo.

El oro blanco es en realidad una aleación de oro puro y otros metales (paladio, cobre y plata) que le aportan color y dureza. 

Aquí puedes ver nuestra aleación del oro blanco:

Aleación de Roosik & Co del oro blanco para crear anillos

El oro puro necesita paladio y plata para obtener blancura y maleabilidad. El cobre le aporta dureza y resistencia.

Además, el oro blanco necesita de un baño de rodio que lo recubra, así se añade un acabado más blanco y brillante a la aleación que tiende a ser de un tono más apagado o grisáceo.

Anillos de oro blanco: pros

El oro blanco es menos laborioso que el platino

El tiempo que se requiere para fundir el oro blanco y trabajarlo es tres veces inferior al del platino, por eso el oro blanco suele presentar un precio menor comparado con el platino.

El oro blanco es un clásico

El oro blanco es el metal más popular, sobretodo para los anillos de compromiso y las alianzas. Su aspecto es muy bello, brillante y goza del mismo color que el platino. A nivel visual no hay diferencia entre ambos.  

El oro blanco goza de más variedad de diseños y modelos

Este tipo de oro es más fácil de trabajar que el platino, con lo que se pueden crear diseños de joyas complejos y con todo tipo de detalles.  

El oro blanco de Roosik & Co es hipoalergénico

En nuestra aleación no usamos níquel, con lo que podemos garantizarte que nuestro oro blanco no produce alergias.

Solo debes preocuparte si eres alérgico al oro puro o al rodio ( un 1% de la población lo es), en este caso tu opción es el platino.

Anillos de compromiso de platino y oro blanco de Roosik & Co

Anillos de oro blanco: contras

Anillos de oro blanco: contras

El oro blanco pierde brillo con el tiempo

El baño de rodio es una capa de metal de unas 20 micras que cubre el anillo de oro blanco. Depende del uso de la joya, el baño tiene una duración aproximada de un año o año y medio. Con el tiempo el rodio va desapareciendo y aparece el color de la aleación.

En nuestro caso, las joyas de oro blanco no se ven amarillas cuando se va el baño de rodio, ya que en la mezcla usamos paladio. Se trata de un metal noble muy apreciado en joyería y que aporta mucha blancura a la pieza. De este modo, cuando desaparece el efecto “alto brillo” del rodio, la joya no se ve amarilla sinó de un blanco gris agradable a la vista. 

De todos modos, este es un aspecto a valorar si el cambio de color puede molestarte. 

El oro blanco requiere de mayor mantenimiento

Sí, ya sea porque la pieza ha sufrido un golpe, una ralladura o ha perdido el efecto brillo del rodio con el tiempo, la joya necesita de mantenimiento. El periodo ideal para realizar las revisiones suele ser cada dos años.

Anillos de compromiso de diseño en oro blanco y platino

Anillos de oro blanco o de platino, ¿cuál es la mejor opción? 

Ahora que ya sabemos qué es el oro blanco y el platino, y los pros y los contras de cada uno, tienes más información a tu favor para poder valorar que anillo se ajusta más a tus necesidades. 

Los dos son excelentes opciones, solo debes valorar qué aspectos son indispensables para ti en el momento de la elección y ponerlos en valor en la línea del tiempo.

Piensa que estas piezas son para toda la vida, y deben ser fieles a ti dentro de diez, veinte o treinta años. 

¿Lo mejor de los anillos de platino?

Su exclusividad, pureza, valor y brillo. Requiere de poco mantenimiento y no produce alergias. Ideal para joyas que deben permanecer perfectas toda la vida o de uso diario como los anillos de compromiso y las alianzas. 

¿Lo mejor de los anillos de oro blanco?

El precio, la gran variedad de diseños y su belleza y atemporalidad. A nivel visual no se diferencia de los anillos de platino y nuestra aleación tampoco produce alergias (excepto alérgicos al rodio). Ideal para todo tipo de joyas.

Consulta el cuadro: 

Anillos de platino o de oro blanco para pedir compromiso? Comparativa

Esperamos que esta comparativa entre los anillos de oro blanco y los de platino te haya sido de ayuda. Escríbenos si tienes alguna duda.

Mientras, puedes inspirarte y ver nuestros diseños de anillos de oro blanco y platino:

¡Hasta pronto!

También puede interesarte…

Anillos de compromiso de oro blanco, ¿son un acierto?